800 larenses no pudieron validar por Primero Justicia

El balance final de la jornada de validación del partido Primero Justicia (PJ) fue satisfactorio en el ámbito nacional, no así en el estado Lara donde por distintas circunstancias la tolda amarilla no pudo alcanzar la meta de las 6.263 firmas, correspondiente al 0,5% del padrón electoral.

La cifra obtenida en Lara fue de 5.217 manifestaciones de voluntades a favor de PJ.

Jesús Guarecuco, secretario de organización en el municipio Iribarren, denunció que 800 personas quedaron en la cola al momento del cierre del proceso por parte de los funcionarios del Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Fue imposible que el CNE nos permitiera extender la jornada más allá de las 4:00 de la tarde, tampoco se habitaron más máquinas de las preestablecidas, por ende no se nos ofreció un trato similar al prestado al partido del gobernador (Henri Falcón, AP)”, dijo al tiempo que aclaró que tolda amarilla logró validarse con alrededor de 200.000 firmas avalaron el partido, según cifras preliminares ofrecidas por voceros del partido como Henrique Capriles, gobernador de Miranda.

“Nos sentimos orgullosos porque sin ser el partido de gobierno regional, hasta ahora, estamos ubicados en el segundo puesto de validación… la mayoría de los que estamos al frente del partido somos jóvenes y en esta jornada demostramos madurez política y organizativa; teníamos la cantidad de gente necesaria pero no alcanzamos la meta porque no tuvimos las condiciones para hacerlo”, concluyó.

Desde tempranas horas del domingo y vistos los contratiempos del pasado sábado, Primero Justicia  (PJ) celebró ayer el segundo y último día de su validación como partido, requisito exigido por elCN.

Como parte de la dinámica, aplicaron una metodología de organización en la cual validaban un adulto mayor por cada nueve jóvenes, con el propósito de acelerar el proceso y registrar mejores resultados, ya que las captahuella presentaron mayor número de errores con las personas de la tercera eda.

A pesar de que los abuelos podían tardar más minutos en la cola, como Consuelo Quintero, dama que validó en Palavecino, manifestaron que permanecerían en el lugar el tiempo que fuese preciso para respaldar su partido.

En este sentido, figuras d PJ reconocieron la madurez política con la cual la militancia, sin importar edades, asumió el proceso.

Miguel Pizarro, diputado de la Asamblea Nacional (AN) por Petare, estado Miranda y miembro del partid, se trasladó ayer a Lara, uno de los estados que registró menor porcentaje de validación el día sábado, motivado a dificultades técnicas.Aseveró queGobierno y CN tienen la misión de empujar los partidos hacia un escenario de ilegalidad, para celebrar elecciones sólo con candidatos del oficialismo, sin embargo, se debe “trascender en la queja y superar los obstáculos”.Apuntó que la actividad de validación fue concebida para que los partidos  se rindan y desistan de sus intenciones.  Señaló que el proceso “claramente no tenía razón de ser” y que fue “diseñado como una carrera de obstáculos”, por lo cual no les sorprende que sea lento y complejo.  Sin embargo,“el gran reto de las organizaciones políticas es estar a la altura de esta hazaña histórica”.

En su opinión, este no ha sido el mejor trato dado por el CNE al partido Primero Justicia, ya que el proceso se desarrolla con menor número de máquinas a escala nacional, con base en las exigencias yen comparación las experiencias de otros partidos.Validar por cualquier partido, indicó, es ejercer el compromiso ciudadano  de reivindicar el derecho a la organización.

Alfonso Marquina, también diputado a la AN por PJ, aplaudió el apoyo de la ciudadanía en territorios foráneos como Torres, municipi que registró el día sábado mayor porcentaje de validaciones.Asimismo destacó la participación de Iribarren, Palavecino y Jiménez.

Sobre declaraciones de representantes oficialistas que señalaron que si un partido no logra validar se debe a la desorganizaciónya que el proceso tarda sólo un minuto, Pizarro expresó que “el problema no es aritmético ni algebraico, sino de la maquinita… En los centros de validación la afluencia es notoria. De haber mayor número de máquinas todo sería más expedito”.

Las pocas máquinas disponibles hicieron que el proceso, en especial  durante la verificación de la huella, fuese más lento, por lo cual, como medida de respuesta el partido trasladóa su militancia más estructurada a los municipios foráneos a fin de validar.-Nosotros estamos preparados, pero a mí me gustaría ver al PSUV en un ejercicio como este, intentando que les den la aprobación, siendo el partido responsable de la cola, el hambre  y la humillación a la que han sido sometidos los venezolanos…  un partido que es capaz de tratar a sus aliados como partidos de maletín e invisibilizarlos e ilegalizarlos como lo están haciendo.    El partido también realizó un registro en tiempo real sobre los ciudadanos que lograron validar a PJ.

Fuente

Related Posts