Choque de trenes en Egipto deja al menos 41 muertos


Al menos 41 personas murieron en el accidente ferroviario del viernes cerca de Alejandría, en Egipto, donde las autoridades detuvieron este sábado a los dos conductores de los trenes implicados y suspendieron a responsables de la autoridad de ferrocarriles.


Durante toda la noche, a la luz de los focos, los socorristas buscaron víctimas entre los restos de los vagones tras uno de los accidentes ferroviarios más graves de la historia de Egipto, según comprobaron periodistas de la AFP.


El accidente dejó 41 muertos y 132 heridos, de los cuales 53 seguían hospitalizados el sábado, afirmó el ministro de Sanidad, Ahmed Emad el Din Rady, en un comunicado.
En el lugar de los hechos, las ambulancias se sucedieron durante horas para transportar a los heridos, que esperaban tendidos en un campo contiguo a la vía, hacia los hospitales de Alejandría.


El suceso tuvo lugar el viernes por la tarde a la entrada de Alejandría, cuando un tren chocó con otro que se había detenido en la vía, probablemente por culpa de una avería, según la autoridad egipcia de ferrocarriles.


‘Como una explosión’


Los dos trenes se dirigían a Alejandría, uno desde El Cairo, al sureste de allí, y otro desde Puerto Saíd, en el este del país.


Debido a la violencia del choque, varios vagones descarrilaron en un campo y otros se empotraron los unos en los otros. Los equipos de rescate tuvieron que utilizar dos grúas para separar los amasijos de hierro provocados por el impacto.


“Poco después de la oración del mediodía, oímos un ruido enorme. Era como una explosión, corrimos y vimos el accidente”, contó a la AFP Ayman Mehdi, que vive a unas decenas de metros del lugar del siniestro.


Los obreros consiguieron este sábado despejar el tramo de esa vía muy frecuentada, que permite enlazar la capital egipcia con la gran ciudad mediterránea. Con la ayuda de las grúas, pudieron levantar los cuatro vagones que bloqueaban el paso y abrir de nuevo la vía.


Detención de los conductores


El ministro de Transportes, Hicham Arafat, citado por una televisión egipcia, afirmó que los conductores de los dos trenes accidentados fueron detenidos para ser interrogados, después de que dos responsables de la autoridades de ferrocarriles fueran suspendidos hasta el final de la investigación.


Más tarde, en el lugar del accidente, Arafat declaró que desconocía el motivo por el que se detuvo el tren en la vía, aunque sugirió que pudo deberse a “unos semáforos de señalización vetustos”. “Es un gran problema e intentamos modernizarlos”, añadió.


El presidente, Abdel Fatah al Sisi, había pedido el viernes una investigación para que los responsables del accidente “rindan cuentas”.


Egipto es escenario de numerosos accidentes de tráfico o ferroviarios debidos a una circulación caótica, el mal estado de muchos vehículos y carreteras y la falta de mantenimiento de las vías férreas.


Los egipcios llevan tiempo reprochándole al gobierno su fracaso a la hora de reducir los accidentes de transportes y los problemas de infraestructuras.


El accidente ferroviario del viernes es el más mortífero desde 2012, cuando un autobús escolar chocó con un tren en un paso a nivel de la provincia de Asiut (centro) causando 47 muertos.


Fuente de la Noticia

Related Posts