Colombia despide a muertos por alud y alista reconstrucción de Mocoa


Colombia sepultaba este martes a decenas de los más de 270 muertos que hasta ahora dejaba la brutal avalancha el fin de semana en la sureña ciudad de Mocoa, mientras prepara los trabajos de reconstrucción en medio del barro, la destrucción y el dolor.


“Mocoa no está sola. ¡Ánimo!”, dijo el presidente Juan Manuel Santos al visitar el hospital local, poco antes de asistir a una eucaristía en la catedral en la que pidió “fortaleza y templanza”. Más temprano, dijo a periodistas que “afortunadamente” la cifra de fallecidos se mantiene en 273, y en 262 la de heridos.


Muchos llevaban tapabocas para cubrirse de la polvareda que se levanta mientras el barro se seca. Hay plantas potabilizadoras y generadores de emergencia ante la falta de agua corriente y fluido eléctrico en la ciudad, capital del departamento de Putumayo.


Otros regresaban a sus hogares a recoger lo que puedan rescatar de los escombros. “La avalancha se vino por un lado y por otro y nosotros aquí, rezando”, dijo a AFP Adelina Moreno, de 51 años, que mientras recuerda a los “muchos” de sus vecinos muertos, empaca su nevera, unos cajones y elementos de cocina.


Su casa es la única de la manzana que quedó en pie, pero ella ahora está en un refugio.


Santos, que pasó la noche en Mocoa, donde coordina las labores de ayuda y reconstrucción, informó que 160 cadáveres ya han sido entregados a sus familiares, un proceso que se espera termine al final del día.


Pero muchos deudos aún esperaban los cuerpos de sus seres queridos para llorarlos en paz.


“La niña está identificada con el número 2, fue la segunda que recuperaron y estaba enterita, se le reconocía, pero aún no nos la han entregado. Ni a ella ni a dos primitos más. Están todos morados, casi negros, hinchados, ¿por qué no nos los entregaron?”, se quejaba Mercy Perengüez, de 33 años.


Su familia ya mandó cavar los tres hoyos para enterrar a esos niños de 6, 11 y 13 años. La tragedia dejó al menos 43 menores muertos.


El alud que se desató sobre la medianoche del viernes por el desborde de tres ríos tras fuertes lluvias afectó a unos 45.000 de los casi 70.000 habitantes de Mocoa, dijo a la AFP la gobernadora del Putumayo, Sorrel Aroca.


Fuente

Related Posts