El presunto socio de los narcosobrinos: empresario beneficiado por un proceso “extraño”


Como una figura adinerada y de poder conciben algunos barquisimetanos -que dicen conocerlo- a Gilson Mauricio Barroeta Flores, quien, en diciembre del año 2009, hizo pública su unión matrimonial con Teogleydis Camacaro León, en la portada de una prestigiosa revista.


Al momento de su aprehensión utilizó el nombre de la Primera Dama de la República, Cilia Flores, para exigir que lo dejaran inmediatamente en libertad. La comercialización de carros lujosos de “dudosa procedencia” por miles de dólares y las empresas registradas a su nombre influyen en la construcción de tal imagen.


Debido a la compra y venta de automóviles, Barroeta Flores fue denunciado por extorsión y detenido el 18 de febrero del año en curso, por funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la Guardia Nacional en el estado Lara. A pesar de encontrársele armamento y municiones de alto calibre en la vivienda, salió en libertad sin restricciones el pasado 2 de marzo por la decisión que tomó un tribunal basado en supuestos vicios encontrados en el acta de procedimiento.


La periodista venezolana en Estados Unidos, Maibort Petit, quien ha seguido de cerca el juicio contra Efraín Campo Flores y Franqui Flores de Freitas –sobrinos de la pareja presidencial–, descubrió que Gilson Mauricio Barroeta Flores, de 36 años de edad, posee varias compañías en los Estados Unidos; algunas de ellas están actualmente inactivas.


Según el registro de empresas del estado de la Florida y lo expuesto por Petit, el presunto socio de los primos Flores sería el presidente de Barquisimeto Cargo Express CA LLC, ubicada en Doral, Miami Dade. En esta corporación, el supuesto socio de los sobrinos de la pareja presidencial está asociado a su esposa Teogleydis H. Camacaro León, a su cuñado Aleuzenev Camacaro León y a tres personas que aparecen con cargos directivos: Janette Montelongo, Alessandro Mercia, Helwin Sandino Sánchez.


Otra empresa vinculada a Gilson Barroeta Flores es Importadora Lescar C.A., creada el 14 de mayo de 2012 y pasada al estatus de inactiva el 27 de septiembre de 2013. Esta asociación se registró con la dirección de una casa (8225 NW 116 AVE, MIAMI, FL 33178) que aparece como la dirección de Barroeta Flores en el correo de los Estados Unidos.


Destaca la periodista que, tras su investigación, dio con otro consorcio que utiliza las letras iniciales del nombre de Gilson Mauricio, llamada Corporación GBF LLC. Esta tiene como dirección fiscal 8427 NW 68 St. Miami Florida 33166. También aparece vinculado a la empresa norteamericana AGRI IMPORT G & A C.A. INC registrada el 27 de abril de 2012.


El hombre señalado como el proveedor de armas de los narcosobrinos por la Fiscalía de Nueva York, también registra empresas en suelo venezolano. Entre ellas destaca Ecológica D & M C.A., situada en Caracas bajo el número de Rif J-297093109. Allí figura como presidente. Según el sistema web del Registro Nacional de Contratista (RNC), el objeto de esta compañía, además de la ejecución de construcción de obras civiles, es la importación y exportación de vehículos, motocicletas e incluso embarcaciones marítimas.


Esta misma empresa en el 2012 fue registrada en El Doral, ciudad de Miami, estado de la Florida. Gilson también posee una cooperativa autorizada a contratar con el Estado, registrada como Eclipse 00 RL, en la que aparece asociado con Luisana Barroeta Flores y Carlos Fernando Vitorino Barroeta.


Cabe acotar que, según la página del Tribunal Supremo de Justicia, a Barroeta Flores le fue interpuesta una demanda por incumplimiento de contrato en el año 2002. A su vez, el 24 de enero del 2011, tras otra demanda regida bajo el expediente KP02-C-2010-2074, se le ordenó pagar un cheque a una ciudadana.


El presunto socio de los primos Flores fue señalado por los medios de comunicación de República Dominicana, el año pasado, tras presuntamente ser investigados por la Fiscalía del Distrito Nacional que busca dar con los partícipes en un fraude millonario relacionado con la quiebra del Banco Peravia.


Esta entidad bancaria surgió como una iniciativa de dos venezolanos(José Luis Santono y Gabriel Jiménez) que mostraron intenciones de invertir en Dominicana, reseñaron varios diarios web como Acento y el Diario Digital RD en informaciones publicadas entre 2013 y 2016.


También reseñaron que los directivos de la organización fueron acusados de corrupción en Venezuela.


Luego de un tiempo en funcionamiento, el banco declaró la quiebra y diversos empresarios se vieron afectados. Por el caso, ejecutivos de la desaparecida entidad financiera guardan prisión y otros fueron solicitados en extradición, entre ellos Santoro y Jiménez.


El nombre de Barroeta Flores sale a relucir cuando se hace pública una documentación con la cual, el abogado de los afectados en el asunto, Cesar Amadeo Peralta, sostiene que los directivos del extinto banco involucraron familiares, amigos y allegados, para realizar operaciones fraudulentas en perjuicio de los ahorrantes.


Entre estas personas estaría Gilson Mauricio, quien, según la lista de los investigados en el país caribeño, habría recibido un préstamo de 5 millones 300 mil pesos dominicanos.


La esposa de Barroeta Flores también estaría involucrada en el desfalco bancario.


Asimismo, algunas de las notas indican que la Policía Internacional (Interpol) habría colocado alertas de captura contra Barroeta Flores, aunque no aparece solicitado al introducir sus datos en el portal web de este organismo.


Cabe destacar que en octubre de 2016, por este mismo proceso, resultó arrestado el empresario venezolano Omar Farías Luces, cuando se disponía a abandonar República Dominicana en un avión privado a través del Aeropuerto Internacional de Punta Cana. Así lo reseñó el portal web runrun.es.


Más de diez días pasó Gilson Barroeta tras las rejas, hasta la concesión de su libertad plena otorgada -el 2 de marzo- por el Juzgado Cuarto de Control y ratificada por la Corte de Apelaciones (CA) del Circuito Judicial Penal del estado Lara –conformada por Jorge Eliécer Rondón, Luis Ramón Díaz y Arnaldo Osorio-, todo ello, a través de una decisión judicial supuestamente irregular, en el que dos de los integrantes de la CA fueron recusados.


Mientras tanto las experticias continúan, y el Ministerio Público no ha descartado llevar el caso al Tribunal Supremo de Justicia. El presunto socio de los narcosobrinos, Gilson Barroeta Flores


Fuente

Related Posts