¿El regalo de su vida? Su esposa lo sorprende con un clásico Galaxie 500 convertible (FOTOS)

Un hombre recibió la sorpresa de su vida luego de que esposa lo sorprendiera con el mejor de los regalos: una joya sobre ruedas.

Dan Bradfield ha estado pasando mucho tiempo con una pelirroja llamada Ginger y no le importa lo que digan los demás. De hecho, fue su esposa Elizabeth quien los presentó.


Pero como ya lo habrás imaginado, Ginger es un clásico Ford Galaxie 500 convertible, año 1968.


Hace unas semanas Ginger se cruzó en sus vidas mientras la pareja disfrutaba un festival de autos en Traverse City, Michigan.



Elizabeth notó al clásico rojo estacionado cerca del lugar del evento con un letrero que indicaba que estaba en venta.


Casualmente, la pareja buscaba un auto clásico, así que el vehículo parecía caído del cielo.


Ambos llamaron al dueño del carro, manifestaron su deseo de comprarlo y prometieron volver a llamar al día siguiente, según la historia publicada por el portal Hagerty.


Sin embargo, Elizabeth no esperó tanto. Esa misma noche, a escondidas de Dan, volvió a llamar al propietario, completó el acuerdo y le pidió que cuando su esposo lo llamara le dijera que ya el carro no estaba disponible. Y así participó en la sorpresa.


Dan llamó el día después, pero se entristeció al escuchar que alguien más había comprado el auto una hora antes. Estaba decepcionado, y Elizabeth también pretendió estarlo, relató Hagerty.



En los días siguientes, ella se encargó de obtener el título del vehículo y pagar la cobertura del seguro. Además, escondió el Galaxie en la casa de un amigo de su hija y le obsequió a Dan una camiseta con la inscripción Ford Galaxie que, según le dijo a él, había comprado antes del infructuoso negocio.


Para tratar de motivarlo, Elizabeth le pidió a Dan que se colocara la camiseta para asistir a un evento de carros clásicos.


Cuando llegaron, Dan vio el Galaxie estacionado junto a otros antiguos autos, y uno de sus amigos estaba al lado.


“Mi primer pensamiento fue: ‘¿será él quien lo compró antes que yo?’. Luego vi un cartel en la ventana con un nombre. Y dije: ‘ya va, ese es ¡mi nombre!’. Entonces vi a Elizabeth y supe que lo había conseguido para mí. Me hizo sentir muy bien”, expresó Dan, según la publicación de Hagerty.


Ahora, Dan llama a Elizabeth la “esposa del año”. ¿Y quién podría decir lo contrario?





Fuente de la Noticia

Related Posts

}