“Es dramático lo que vive población infantil en el país”

El doctor José Francisco Navarro Aldana, especializado en fisiatría infantil, dijo al término de su conferencia sobre la atención pediátrica en niños con Síndrome de Down, que “es dramático lo que vive la población infantil en Venezuela”, en referencia a la escasez de insumos, alimentos y medicinas para prestarles atención adecuada y oportuna. “Estamos ejerciendo la pediatría como si estuviésemos en una guerra”.

Durante las Jornadas de Actualización Pediátrica, organizadas por la filial local de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría (SVPP), también abordaron la situación de los pacientes con espectro autista y analizaron las alternativas de alimentación y nutrición para los pequeños, en virtud del desabastecimiento de alimentos que a diario angustia a las madres venezolanas.

La doctora Lilian Zulay Venegas, secretaria ejecutiva de la SVPP-Lara, dijo que la actividad realizada en el auditorio Inés Vaccari de la Clínica Razetti, se enfocó en lo que deben hacer los pediatras para atender a los niños con Síndrome de Down, aunado a la presentación de un programa de detección temprana del autismo, en la primera parte.

“La segunda parte de la jornada está dedicada a la nutrición en tiempos de crisis, porque cada día aumenta el número de madres que llegan a nuestra consulta preguntando qué deben dar de comer a sus hijos”.

Se conoció que luego de la conferencia de la doctora María Ferrer, se realizaría una mesa redonda en la cual los galenos especialistas en áreas de nutrición, gastroenterología y pediatría, discutirían sobre las alternativas más viables que se pueden ofrecer a los padres para sustituir alimentos.

“Como sociedad científica hacemos este tipo de reuniones cada cierto tiempo, en vista de que el próximo martes es día del Síndrome de Down incluimos el tema y la nutrición es tema primordial. A las madres, les decimos que dejen de lado la rutina de consumir siempre los mismos alimentos: pan, harina de maíz y arroz, porque existen alternativas que permiten brindar nutrición”.

El doctor Navarro Aldana dijo respecto a la atención pediátrica del niño con síndrome de down que esta comienza en la etapa prenatal. “Las madres embarazadas son sometidas por el obstetra a pruebas para descartar o detectar la presencia de este síndrome, en caso de existir sospechas se realiza una triple prueba seguida de la amniocentesis; si los resultados son positivos y sabemos que viene un niño con esta condición y no debemos quedarnos allí, es importante brindar atención integral a los padres y ofrecer estimulación fetal como primera medida”.

Cuando no existe un diagnóstico previo, la estimulación debe iniciar tras el nacimiento, acompañada de una atención inmediata a los padres con el fin de acompañarlos en el proceso. “Para los padres esta situación genera impacto y lo digo porque la única hija que tuvimos mi esposa y yo tiene síndrome de down, y sé que uno requiere de ayuda y atención para asumir la realidad, recibir orientación, conocer los aspectos positivos de estos niños y así poder ayudarlos a superar sus dificultades hasta lograr que se conviertan en personas útiles para sus familias, que estudien, se capaciten laboralmente y sean insertados en la sociedad”.

El éxito de estos niños está garantizado cuando reciben estimulación, ayuda y apoyo, aseguró el doctor Navarro, quien al mismo tiempo advirtió que en este momento que vive el país la atención a la población con el síndrome ha desmejorado en materia de salud.

“Hay carencia de vacunas, de medicinas, la cirugía cardíaca que muchos ameritan se dilata y eso incide directamente en sus condiciones de salud, además la nutrición no es la misma. Hay un notable deterioro en su calidad de vida porque en materia educativa también se presentan dificultades en materia de inclusión escolar y la práctica de deportes o actividades extracurriculares que han registrado un alto costo en las mensualidades”.

María Ferrer, médico pediatra y coordinadora de la consulta de nutrición del Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga, conversó sobre las dificultades de alimentación infantil.

“En este tiempo de crisis es fundamental que todos los especialistas hablemos de estos temas, lo primero es promover la lactancia materna como clave nutricional hasta los dos años de edad; esto garantizará nutrición completa en los primeros 6 meses de vida y complementaria a partir de esa edad, en tanto exista la combinación adecuada con otros nutrientes”.

También es importante promocionar la diversificación de los alimentos, a partir de los dos años, lo cual ayudará a que la gente deje de hacer cola para comprar la harina para hacer arepas. “Podemos cambiar la arepa de maíz por yuca, ocumo o ñame; si no tenemos carne podemos sustituirla al combinar leguminosas con cereales y vegetales verdes que dan el aporte protéico necesario en una de las comidas diarias”.

Además, consumir las frutas más económicas del mercado, producto de la época de cosecha, “pronto la patilla estará más barata porque viene su época”, anunció.
La organización familiar y grupal también es clave al momento de comprar alimentos en grandes cantidades y abaratar costos.

Fuente

Related Posts