Guaros ha demsotrado supremacía ante Cocodrilos


Los Guaros de Lara (dos-0) se mostraron superiores por segunda jornada sucesiva en su emparejamiento de la final de la Conferencia Occidental de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) dos mil diecisiete frente al vencedor defensor, Cocodrilos de Caracas (0-dos), al endilgarles su segunda derrota al hilo, nuevamente por extenso margen, ciento diez-noventa y dos, en el Domo Bolivariano de Barquisimeto.


Entre Heissler Guillent (veinticuatro puntos y 7 asistencias) y Nate Robinson (veintitres) se combinaron para cuarenta y siete puntos, incluidos 9 triples en quince intentos, Lazar Hayward añadió un doble doble de diez puntos y diez rebotes, Gregory Echenique y Néstor Colmenares aportaron catorce unidades cada uno de ellos y Luis Bethelmy trece, mientras que los saurios volvían a sufrir de inconsistencia en la producción de sus importados, exuberancia de faltas y pocas soluciones para predominar, aun con una banca que generó cincuenta y tres puntos.


El quinteto de la casa repartió veinticinco asistencias por solo trece pérdidas, tomó cuarenta y tres rebotes (catorce ofensivos), anotó veintidos puntos desde pérdidas del contrincante y veinte en segundas ocasiones, como asimismo 8 en contraataque. Su banca no fue menos con cuarenta y uno unidades y su perímetro fue ideal con un cincuenta por ciento (veintiseis-trece), lo que tapó ciertas fallas en la línea personal (veintiseis-diecisiete).


Guillermo Vecchio repitió su quinteto con Nate Robinson, José Vargas, Luis Bethelmy, Lazar Hayward y Gregory Echenique y Néstor “Mamá Osa” Salazar varió con Carl Elliott, César García, Lenín López (por Gary Forbes), José Rodríguez y Maurice Sutton.


Pese a que los saurios tomaban ventaja inicial de hasta 5 puntos (catorce-nueve) en los primeros 5 minutos, 3 triples larenses enderezarían la senda para tomar el control, veintitres-veintiuno.


En ese primer parcial hubo un roce entre Maurice Sutton y Luis Bethelmy tras un foul anterior de Néstor Colmenares al estadounidense que pareció romper el ritmo que traía la visita. Guaros le cerró los caminos a los reptiles en el segundo parcial con la combinación Robinson-Echenique en su esplendor y triples de Bethelmy y Guillent y el dominio pasó a ser por quince puntos de ventaja, cuarenta y nueve-treinta y cuatro.


No defendió el bando local como le habría agradado a Vecchio en los próximos diez minutos, al permitir treinta puntos en contra, mas los triples de Robinson y Guillent el juego adentro de Hayward y Colmenares y la nula eficiencia de cancha de Cocodrilos, contuvo lo conseguido por Rodríguez, Forbes y Elliott en esos minutos. El beneficio todavía era extensa, setenta y siete-sesenta y cuatro.


Sin embargo, un quince-0 de los visitantes, entre el final del tercer parcial y el arranque del último, les dejó acercarse a setenta y siete-setenta y uno y fue entonces cuando Robinson y Guillent se apropiaron de la escena, el primero 9 de veintitres y el segundo con 9 de sus veinticuatro. Los dos además de esto habilitaron a Colmenares (7 puntos en esos minutos) y le apagaron las luces a unos contrariados capitalinos.


La serie se reiniciará el lunes próximo diecinueve en el Parque Naciones Unidas de El Paraíso


Fuente

Related Posts