Indices de pobreza superan los pronosticos


Los más altos índices de pobreza se han alcanzado en el primer trimestre del 2017 y resultan ser los más elevados desde que se inició en Venezuela la producción de petróleo, que son aproximadamente 100 años.


Así lo manifestó el presidente de la Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución, Vicente Brito, quien aseguró que los venezolanos están pasando muchas penurias por las malas políticas económicas implementadas por el gobierno nacional.


“Los índices han pasado a considerar como pobres a los que obtienen ingresos mensuales por la suma del total de miembros de esa familia que reciben alguna remuneración y esta se encuentra igual o por debajo de los Bs. 600.000. Este ingreso significa el valor estimado actual de la canasta alimentaria, para una familia de 5 o 6 miembros”, explicó.


Precisa que actualmente se pueden observar 3 tipos de pobreza, que son “la sostenible, la limitada y la crítica o extrema”.


“La pobreza sostenible se incluyen a las familias con ingresos entre Bs 450 mil a Bs 600 mil al mes, les alcanza sus ingresos para adquirir tres cuartas partes de los alimentos que necesitan consumir, hacen dos comidas al día y la otra es un paliativo, constituyen los sectores C de la población son un 20 % del total y son alrededor de 6 millones de Venezolanos. La limitada está conformada por el sector D de la población con ingresos entre Bs 300 mil y Bs 450 mil al mes por núcleo familiar, de las tres comidas consumen una compuesta de tres alimentos, otra de dos y un resuelve de un solo alimento (arepa, pan, yuca), constituyen el 30 % de la población, unos 9 millones de venezolanos”, detalló.


La pobreza extrema la integran un 40 % de la población, con ingresos mensuales familiares menores a los Bs 300 mil.


“También influye el desabastecimiento observado por la caída de la producción nacional y las limitadas importaciones, unido a la drástica reducción de la económica privada que ha llevado al cierre de empresas o reducción de las actividades productivas, comerciales o de servicios, con sus preocupantes efectos en la pérdida de empleos”, detalló.


Brito opinó que los índices de pobreza lo demuestran la limitada capacidad de consumo, “la desmejora en nuestra calidad de vida y la cada vez más lejana posibilidad de mejorar nuestra compleja situación.


Fuente

Related Posts