Jairo Pérez al Zulia


La divisa de los Cardenales de Lara realizó un cambo múltiple con las Águilas del Zulia en el cual envió entre los nombres más conocidos a Jairo Pérez, de gran temporada anterior, y al relevista larense Richard Castillo.


La escuadra crepuscular arma ya su estructura para lo que será la campaña 2017-2018 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP).


La tropa local se trajo al prospecto Anthony Jiménez, jardinero de los Marineros de Seattle, además del lanzador Marcos Tábata y el infielder Eric Salcedo.


Lara envió junto a Pérez y Castillo a Luis Álvarez, Pablo López y Wilyer Abreu al elenco marabino.


La novena crepuscular se desprende del paleador derecho (Jairo Pérez) que fue preponderante en la obtención del primer lugar durante la ronda regular de la 2016-2017.


El jardinero bateó para .281 con cinco estacazos y 20 remolcadas. En la serie de postemporada contra Bravos de Margarita y Tiburones de La Guaira terminó .325 de average con un cuadrangular y seis fletadas. En la serie final contra las Águilas del Zulia terminó con un .125.


De por vida con los pájaros rojos jugó seis zafras las que culminó con un .281, sonó 44 tubeyes, 29 tetrabatazos, 119 remolcadas y pisó el plato en 118 ocasiones.


Indudablemente era una de las figuras ofensivas del club en los últimos años. Uno de los problemas de Pérez era la defensa en el bosque izquierdo que se vio en la serie final al tener dificultad para tomar los batazos.


El toletero se encuentra en la Liga Mexicana de Béisbol con los Generales de Durango. En el caso de Richard Castillo, larense de nacimiento, viene de estar ocho años con la organización en el equipo grande.


El derecho trabajó de relevista y abridor en ocasiones con el elenco guaro. Castillo deja una efectividad de 5.27 con marca de 10-9 en su carrera con los alados. El año anterior apenas lanzó en 12 innings el cual finalizó con un ERA de 5.25. El diestro se encuentra en la liga de España en estos momentos.


Mientras Luis Álvarez, que funge como receptor, se encuentra en México, Pablo López, es pitcher de la organización de los Marineros de Seattle. Abreu es ficha de los Medias Rojas de Boston.


La debilidad de los Cardenales de Lara es la ausencia de jardineros criollos de fuste, al nada más contar con Elvis Escobar, que se proyecta para estar en uno de los tres jardines en lo inmediato. Ante eso la gerencia se trajo a Jiménez que es outfielder y puede cubrir en el bosque central. Apenas tiene 21 años el jugador y ya jugó en la liga con los Tigres de Aragua en el año 2015. Durante el año pasado fue canjeado a la tropa rapaz que lo envió a Lara. En el caso de Salcedo, que cuenta con 23 años, puede estar en el cualquier puesto del infield y batea a las dos manos. El pelotero es miembro de la sucursal de los Angelinos de Anaheim.


El carabobeño vio acción con el Zulia en la 2014-2015 y la 2015-2016. Por su parte, Tábata, es un brazo experimentado que tiene nueve campañas en la pelota rentada nacional.


Fuente

Related Posts