Juan Guillermo Iribarren luchó por una República que hoy está arruinada


El alcalde Alfredo Ramos presidió los actos conmemorativos por el 220 aniversario del natalicio del héroe epónimo, general Juan Guillermo Iribarren.


Tras efectuarse la misa en la iglesia La Concepción y la ofrenda floral a los pies de la estatua por parte de diferentes instituciones y cuerpos legislativos tuvo lugar la entrega de la Orden Juan Guillermo Iribarren en su única clase a diferentes organizaciones y personalidades de la entidad.


Fueron condecorados José Ignacio Guédez, Orador de Orden; La Ciudad de los Muchachos, diputada Bolivia Suárez, Guaros de Lara, Rotary Internacional, Fe y Alegría, Manuel Saavedra, José Manuel Rey, Marisela Galíndez, Cecosesola, Ángel Bencomo, Badan Lara, Armando Sánchez y Club de Leones.


El secretario general de la Asamblea General, José Ignacio Guédez, realizó una significativa reflexión a lo largo de su intervención como Orador de Orden.


Guédez se refirió al papel que tienen en la sociedad los héroes epónimos, cómo se honran y también como se deshonran.


“Lo peor que podemos hacer es desenterrarlos como hacen algunos, imitarlos como hacen otros y quitarles el rol que tienen. Nuestros héroes de la independencia representan el pasado común y el consenso social que nos une, nosotros apenas somos gobernantes de turno o autoridades de turno que lejos de extrapolar la guerra de independencia a nuestros días, debíamos construir la República por la cual esos héroes lucharon, República que hoy está arruinada”.


Indicó que la independencia fue el primer paso para una República democrática, que hoy está en juego.


A su juicio, la mejor manera de conmemorar a Juan Guillermo Iribarren es mediante la recuperación de la democracia a fin de que esa gesta de independencia no haya sido en vano.


Destacó que en Iribarren está germinando la democracia, que en primer lugar debe ser civil.


“Reivindicar a los héroes de la independencia para justificar la opresión hacia un problema que pasa hambre es grotesco”.


Lejos de recordar las batallas que ganó Iribarren es necesario descubrir su vigencia en el marco del objetivo histórico que hoy tiene la sociedad, que es reconstruir la República.


“La mejor manera de honrar al general es pedir elecciones regionales en nombre de la descentralización, recuperar el derecho al voto. Los héroes epónimos no dieron esta guerra para que nos secuestraran el derecho legítimo a escoger el gobernante”.


Fuente

Related Posts

}