La carrera para salvar al guepardo de su extinción


La organización Cheetah Outreach muestra a los sudafricanos la importancia del guepardo para el ecosistema. ¿Su filosofía? La educación ambiental ayudará a garantizar la supervivencia del gran felino.



Objetivo del proyecto: promover la conservación del guepardo y de su hábitat mediante la educación ambiental de la población local, además de contribuir a la financiación de un proyecto de protección de guepardos salvajes.


Socios del proyecto: la organización ecologista Cheetah Outreach.


Implementación del proyecto: Cheetah Outreach gestiona un centro de conservación, que alberga 11 guepardos en Ciudad del Cabo. En otras zonas de Sudáfrica, los equipos de la organización enseñan a los agricultores a utilizar métodos no letales para el control de depredadores a la hora de proteger a su ganado.


Tamaño del proyecto: la estación de Ciudad del Cabo tiene algunos recintos grandes para los guepardos, pero también proporciona espacios más pequeños para otros animales como el chacal, el suricato y el perro Pastor de Anatolia, entre otros.


Biodiversidad: el número de guepardos ha disminuido drásticamente durante el siglo pasado, pasando de más de 100.000 ejemplares en 1900 a cerca de 7.100 actualmente. A su vez, el área donde viven representa solo un 9% de lo que un día fue su hábitat.



Sudáfrica es uno de los pocos lugares del mundo donde todavía habitan guepardos. No obstante, también aquí están bajo amenaza. El ser humano continúa invadiendo el hábitat de este gran felino para el cultivo de tierras agrícolas.


Asimismo, los agricultores disparan a los animales para proteger a su ganado. La organización ecologista Cheetah Outreach trabaja para salvar a estos grandes depredadores educando a la comunidad local. Su objetivo es promover la conservación del guepardo y de su hábitat mediante la educación ambiental.


Para ello, Dawn Glover, directora de la organización, muestra a escolares y locales a estos grandes felinos para que entiendan lo importantes que son para su entorno y que es posible una convivencia en armonía.


Por otro lado, al norte de Johannesburgo, Deon Cilliers, también de la organización, trabaja directamente con los agricultores sobre el terreno ayudándoles a entrenar perros Pastor de Anatolia para asustar a los guepardos, en lugar de matarlos.


La organización espera que este programa de educación sobre la importancia del guepardo para el ecosistema de la región pueda salvar al gran gato. Su lema: míralo, entiéndelo, sálvalo.


Fuente

Related Posts

}