La dulce melodía de Ruth Pereira Medina


RUTH PEREIRA FLAUTISTA


“No fue difícil elegir la música. Es que cuando algo te arropa y te llena de pasión no tienes más opciones que adentrarte en ello”.


Una joven soñadora, esmerada, con visión de futuro, apasionada por lo que hace, trabajadora… además “sin trabajo el talento se hace oculto” y de paso, larense, guara y barquisimetana.


Con tan solo 24 años de edad, Ruth Pereira Medina se ha convertido en una artista reconocida internacionalmente por el empeño y las ganas que le pone a lo que hace, es flautista.


Su formación comenzó desde que estaba pequeña, “a los 7 años estudiaba en el Conservatorio Vicente Emilio Sojo, eso sin darme cuenta fue cultivando en mí una inclinación hacia la música que fui descubriendo con el pasar del tiempo. Mis padres me decían constantemente que yo estaría en este camino porque veían un talento muy especial”, expresó.


A los 17 años se muda a Caracas para continuar sus estudios en la Academia Latinoamericana de Flautas (ALF).


-Desde los 12 años asistía a encuentros nacionales y festivales internacionales que eran planificados por el Sistema Nacional de Orquestas. Cuando tenía 13 años viajaba cada fin de semana a la capital para tomar clases en la ALF, esto fue una oportunidad que me brindó el sistema.


Se mudó a Europa, específicamente a Francia, con la intención de cumplir un sueño.


-Me fui tomando un riesgo enorme pero confiaba en Dios y en mí, la intención era conseguir una beca pero no encontraba para pregrado en música, solamente para postgrados u otro tipo de profesiones. Comencé a ser parte del movimiento, dar clases particulares, trabajar, buscar recursos de alguna manera, ya después de un tiempo presento un examen en donde salgo muy bien, con menciones y felicitaciones, es allí donde el jurado me dice que tengo la oportunidad de optar por una beca y fue asombroso. Realicé los procedimientos requeridos y obtuve esta valiosa oportunidad.


Fueron dos años en la Escuela Normal de Música de París, posteriormente terminó su licenciatura en la Escuela de Altos Estudios de Arte el año pasado.


Recientemente fue seleccionada por la Escuela Superior de Bellas Artes de Dresde en Alemania, allí está haciendo una maestría.


-Siempre he trabajado. No solo en lo que amo que es la música, sino en otro tipo de oficios para poder costear muchos de mis proyectos y estudios.


Vivir en el exterior no es tan sencillo; he tenido que trabajar en restaurantes, salas de conciertos y no necesariamente como artista sino en la parte de billetería por ejemplo. Claro, desde hace algún tiempo he podido hacer tareas como dar clases en diferentes áreas, dirigir un ensamble orquestal y eso me llena de satisfacción. Por ahora, como es un nuevo país, me estoy adaptando a su cultura y aprendiendo el idioma, a la par de ese proceso la búsqueda de una nueva ocupación, contó.


Una de sus principales fuentes de motivación y lo que hasta ahora le ha permitido lograr tantas cosas ha sido sin duda alguna el apoyo que le han brindado sus padres y familiares.
-Ellos desde siempre han mostrado ser incondicionales y eso es mi fuente de energía.


-Cuando descubres tu razón de vivir, eso que te causa delirio, realmente se está dispuesto a sacrificar muchas cosas y esforzarse más de lo que crees posible, de eso se trata. Comentó que en su juventud tuvo que hacer de lado las reuniones con amigos, los tiempos de compartir, las tardes de cine u otro tipo de actividades para poder cumplir con sus prácticas, ensayar, estudiar, a eso se le llama enfoque.


-Quizá salir a bailar lo comencé a hacer un poco tarde pero descubrí que me encanta (risas).


Esta carrera trata de una competencia continua. Ruth considera que la música se puede comparar con “un deporte de alto rendimiento” porque es necesario estar en forma para poder hacer las cosas bien. Hasta el momento ha recibido algunas condecoraciones y reconocimientos por su trabajo, uno de ellos fue cuando le otorgaron la mención de Joven Promesa en el quinto certamen de Andalucía Flauta en España.


Por temas de compromisos no son muy seguidas las visitas a Venezuela, en su más reciente paso hizo vida en la movida cultural de la región y otros estados.


-Hay muchos artistas que están haciendo un trabajo importante en Lara y en todo el país, eso es valioso.


Se requiere mucha valentía para ir tras los sueños. -Deben ser extrovertidos, osados y estar dispuestos en todo momento, sin esfuerzo y mucho trabajo no se pueden lograr los objetivos, es bueno tomar riesgos, vamos a lanzarnos al océano y aprendamos a nadar, seamos constantes y humildes.


Fuente

Related Posts