Los cancilleres de Seúl, Washington y Tokio condenan fuertemente la última provocación de misiles de Pyongyang

Los cancilleres de Seúl, Washington y Tokio condenan fuertemente la última provocación de misiles de Pyongyang


El fotomontaje muestra a la canciller surcoreana, Kang Kyung-wha (izda.) y su homólogo estadounidense, Rex Tillerson


El fotomontaje muestra a la canciller surcoreana, Kang Kyung-wha (izda.) y su homólogo estadounidense, Rex Tillerson


Seúl, 29 de julio (Yonhap) — La ministra de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha, ha sostenido este sábado diálogos telefónicos separados con sus homólogos estadounidense y japonés, Rex Tillerson y Fumio Kishida, para discutir las fuertes medidas de respuesta al último lanzamiento de un misil balístico de Corea del Norte.


Durante sus conversaciones, los tres cancilleres evaluaron que el misil balístico lanzado, el viernes por la norche, por el Norte fue más avanzado que el misil disparado el 4 de julio y expresaron su profunda preocupación por el ritmo rápido de avance en la capacidad de misiles balísticos de Corea del Norte.


Asimismo, las tres partes condenaron enérgicamente las reiteradas provocaciones de misiles balísticos del Norte, calificándolas como una violación evidente de las resoluciones de sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y una grave amenaza a la paz y seguridad no solo de la península coreana sino también del resto del mundo.


El canciller japonés Fumio Kishida (foto de archivo)


El canciller japonés Fumio Kishida (foto de archivo)


En particular, la canciller surcoreana subrayó que el Gobierno de Seúl reforzará la postura de defensa conjunta con EE. UU. y la disuasión estratégica contra Corea del Norte, así como intensificará su cooperación con la comunidad internacional para tomar rotundas medidas de respuesta a la última provocación norcoreana.


Por otra parte, el jefe negociador nuclear de Corea del Sur, Kim Hong-kyun, también celebró conversaciones telefónicas separadas con sus homólogos estadounidense y japonés -Joseph Yun y Kenji Kanasugi- para discutir contramedidas.


Los tres enviados compartieron las preocupaciones graves por las capacidades mejoradas de misiles balísticos de Corea del Norte, mostradas a través de la última provocación, y coincidieron en que sus reiteradas provocaciones no solo son una clara violación de las resoluciones del CSNU sino también una grave amenaza a la paz y estabilidad de la península coreana y de la comunidad internacional.


El Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano dijo que el Norte disparó, en torno a las 11:41 p.m., un “tipo avanzado” del ICBM hacia el mar del Este desde la vecindad de Mupyong-ri en la provincia septentrional del país que limita con China, estimando que el misil voló alrededor de 1.000 kilómetros a una altitud máxima de 3.700 kilómetros.


Fuente

Related Posts

}