Robar llevó a la muerte a delincuente en Barquisimeto


Participar en el atraco a un funcionario fue de las últimas cosas que hizo. Aunque luchó por su vida durante varias horas, José Rafael Guédez Parra, un mototaxista de 40 años de edad, no resistió  el balazo que le produjo un efectivo de la policía científica de la región y dejó de respirar la madrugada de este sábado mientras estaba recluido en el Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp) de Barquisimeto.


Ingresó al principal centro de salud de la región como a las 10:30  a.m. del viernes. Dijo que le habían disparado para despojarle de su motocicleta Bera de color rojo en la carrera 24 entre calle 21 y avenida Andrés Bello; sin embargo, minutos después, efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas del estado Lara (Cicpc) desmontaron la coartada.


Resulta que José Rafael terminó herido luego de atracar a un cicpc que se encontraba en una pollera ubicada en la dirección que utilizó en la versión con la que intentó despistar a los policías del Hcuamp.


Él era el piloto de la motocicleta en la que delinquían, una Empire Horse azul, signada con las placas AB2G94TF. Tras ser baleado, abandonó la “dos ruedas” para después correr hasta el hospital, pero no sobrevivió.


Guédez Parra residía en el sector III de la Ruezga Norte y tenía antecedentes judiciales del 11 de septiembre del 2010 por tenencia de droga.


Guédez Parra y su compañero, llamado Mauro Antonio Mendoza Pérez, de 37 años de edad, se detuvieron a las afueras de la pollera con el fin de hacerse con las pertenencias de los clientes. Mauro Antonio se bajó con revólver en mano e indicó a los presentes que se trataba de un asalto.


En efecto, el malhechor se hizo con teléfonos celulares, pero pasó por alto que una de sus víctimas era un “petejota” adscrito a la subdelegación San Juan, quien, inteligentemente, se dejó robar para después desenfundar su arma y dar la voz de alto a los delincuentes.


En vez de acatar el llamado, los hampones aceleraron en la motocicleta y Mendoza Pérez disparó en contra del efectivo, quien respondió de la misma forma e hirió a ambos ladrones. Estos cayeron de la moto en la esquina de la 21.


Estando heridos, cada sujeto corrió hacia un lado. Uno agarró hacia la avenida Venezuela y el otro hacia el centro, saltando techos de vivienda.


Después de un recorrido por los centros asistenciales de la ciudad,  las autoridades dieron con ambos delincuentes.


A Mendoza Pérez lo hallaron en el Seguro Social Pastor Oropeza con un revólver 38 milímetros. Allí se recupera.


Este hombre tiene antecedentes por robo agravado de vehículo y por porte ilícito de arma de fuego.


Fuente

Related Posts