Sin Apoyo los Cañicultores de Morán sin central


Los cañicultores del municipio Morán se encuentran al borde de la ruina y no han desaparecido del todo gracias al apoyo recibido de la empresa privada, concretamente del central La Pastora, en el municipio Torres.


Para comenzar, hay pocas esperanzas de que el central azucarero de El Tocuyo esté en condiciones en abril de recibir la poca caña que aún queda en las fincas, y en segundo lugar, porque, sin explicación o justificación alguna, todos los equipos que tenía asignados, como jaibas, tractores o camiones, se los llevaron al estado Portuguesa.


“Ahora no tenemos como arrimar porque todo se lo llevaron y nos dejaron desamparados por completo”, expresó Rafael Castillo Raga, quien resiste en la siembra de caña de azúcar en el sector El Olivo, vía a Humocaro.


“La situación para el cañicultor de Morán está tan mala que de más de 200 que existían en el 2014 sólo quedarán unos 80”, señala Edgar Contreras, directivo principal de Socadol, que junto a Asocaña, agrupan a los productores de la zona.


Coincidió con Castillo al informar que e año pasado recogieron 45 mil toneladas y para el 2017 sólo calculan menos de 20  porque unos cuantos productores cambiaron de rubro.


Refiriéndose al central tocuyano, recordaron que desde abril del 2004 no muele caña, limitándose a procesar azúcar cruda importada, aunque durante los últimos años la factoría se ha mantenido inactiva por falta de mantenimiento o falta de recursos para recuperar sus instalaciones.


Informaron que muchos cañicultores, además de “arrimar” caña al central La Pastora, la están vendiendo a dueños de trapiches en Trujillo, que la utilizan para elaborar panela o papelón.


Pero últimamente ha surgido otra amenaza para los productores en personas que invaden las siembras y cortan caña para comer en sus casas o hacer jugo.


“Tenemos que estar vigilante de los tablones para que no se lo lleven todo, porque entonces si quedaríamos arruinados por completo”, enfatizó Castillo.


Fuente

Related Posts