UCLA plantea semestre en condición especial

Desde hace dos semestres el horario nocturno del Decanato de Ciencias Económicas y Empresariales (DCEE) de la UCLA se ha visto perjudicado al no poder cumplir con todas las horas académicas estipuladas,  debido a la inseguridad y al hecho de que Transbarca, que  actualmente les presta el servicio de transporte, circula hasta antes de las 9:00 de la noche, mientras que la hora de salida de las actividades académicas es a las 10:25 de la noche.

“Esto ha impedido que los profesores puedan evaluar como es debido porque no se tiene el tiempo necesario”, indicó Jesús Suárez, presidente del Centro de Estudiantes de dicho decanato. Ante tal problemática, fueron presentadas dos propuestas en asamblea. La primera: iniciar clases a las 5:15 de la tarde hasta las 9:00 de la noche; la segunda proposición fue entrar a las 5:45 de la tarde hasta las 9:35 de la noche.

Los estudiantes eligieron la segunda opción, tomando en cuenta que gran parte de los que cursan el horario nocturno lo hacen porque laboran en el día. Suárez indicó que a pesar de contar con transporte, el mayor problema es en cuanto a la inseguridad. “Hay estudiantes que toman el Transbarca pero igual tienen que caminar hasta sus casas que muchas veces quedan en barrios peligrosos”, indicó el representante estudiantil.

Esto funcionará como “una prueba pilota” que se aplicaría a partir del próximo semestre y podría mantenerse. Uno de los principales dilemas al respecto, fue el hecho del funcionamiento del comedor. Ante esto Suárez indicó que también se adecuaría el horario de la cena que pasaría a ser a las 4:30 de la tarde y no a las 5:00 de la tarde como se estaba haciendo.

Aseguró que el hecho de que los estudiantes puedan mantenerse por más tiempo en la universidad no afectará el servicio de comedor en el caso de que sea necesario aumentar el número de bandejas. “El proteico nos lo surte el ministerio, sería hacer la solicitud para que nos envíen más, igual con la concesionaria que maneja el beneficio”. Indicó que la única preocupación que tienen es que el costo de la bandeja sigue siendo el mismo desde el año pasado (1.080 bolívares), monto que resulta insuficiente debido a la cantidad de incrementos que se han realizado.

Otra parte de “la condición especial” es el hecho de que se solicitó acortar el semestre a 13 semanas y no a 16 semanas como es lo previsto, con la intención de que se pueda retomar la normalidad en el tiempo académico. “Queremos volver a cursar dos semestres por año, por eso intentaremos salir en el mes de julio, inscribir intensivos en agosto y así poder inscribir semestre en septiembre”, indicó Suárez. Esa propuesta aún se mantiene en observación.

Los representantes del Centro de Estudiantes no se han limitado a tomar acciones dentro de la institución, sino que además han acudido a entes que pueden beneficiarlos para resolver el problema de la inseguridad, parte de esto fue la reunión que entablaron ayer en el Comando de la Zona Lara 12, antiguo Comando Regional 4.

Además se reunieron con el alcalde Alfredo Ramos, con el fin de expresar la preocupación ante un posible incremento del pasaje en rutas urbanas, debido a que esto podría perjudicar la situación en la que se encuentran los universitarios.

Fuente

Related Posts